Recomendaciones para el uso de navegadores

Un navegador web es un programa que nos brinda la capacidad de visualizar e interactuar con la WWW, lo que entre otros elementos incluye páginas web, videos e imágenes.

El acto de navegar la web significa entonces acceder a todos estos contenidos a través de un visualizador que es justamente el browser o navegador web.

¿Qué tan importantes son los navegadores web en nuestras vidas?

Se han convertido prácticamente en una necesidad, ya que es a través de ellos que podemos acceder a los sitios y portales que deseamos consultar para cuestiones muy personales como el entretenimiento, las noticias o la educación, pero dado que la gran mayoría de los sistemas de información se están migrando a la nube con el fin de acercar y facilitar la interacción con el grueso de la población, el instrumento de facto que brinda esa capacidad de interactuar es el navegador web. Con el navegador web se ha extendido la posibilidad de acceder a información de nuestras empresas, de nuestras escuelas o  de nuestros gobiernos, y además podemos hacerlo desde una gran variedad de dispositivos; podemos conectarnos desde una computadora, desde un dispositivo móvil, desde una tableta o incluso en dispositivos inteligentes, de manera que hoy podemos revisar nuestro correo electrónico, interactuar en redes sociales, acceder a servicios de nuestra organización o escuela, acceder a servicios en la nube y colaborar con otras personas en tiempo real; prácticamente hoy en día podemos interactuar con casi cualquier sistema de información a través de un navegador web.

¿Cuáles son los navegadores más usados?

En la actualidad hay una gran variedad de navegadores. Según StatCounter de Global Stats, a octubre de este 2021, los 3 principales navegadores más usados en todo tipo de plataformas son:

  • Google Chrome con 64 %
  • Safari con 19%
  • Edge con 4%

Un poquito más atrás están Firefox, Samsung Internet, Opera, Brave y otros navegadores no tan populares.

¿Cómo funciona un navegador web?

Probablemente muchos nos preguntemos, ¿qué es lo que está pasando cuando navegamos y accedemos a un sitio web? Nos parece importante explicarlo de manera general.

Cuando navegamos por Internet y hacemos clic en un enlace o introducimos una URL en la barra de direcciones de nuestro navegador, éste envía una solicitud a la computadora donde “vive” esa página para que pueda enviarnos los contenidos y los elementos que coinciden con nuestra solicitud. Cuando esta computadora recibe la petición, entonces envía estos elementos que habitualmente están codificados y llegan a nuestra computadora. Nuestro navegador interpreta esos elementos y los presenta en la pantalla de una manera que nosotros podemos entender, en este caso la página web. En esta interacción, nuestro navegador puede también enviar información, por ejemplo, nuestros datos para autenticarnos a dicho sitio, como son nuestros nombres de usuario y contraseñas. Esos datos los recibe la computadora donde vive la página que estamos visitando y con base en ello hay toda una lógica que permite o deniega nuestro acceso. Todo esto además sucede a una velocidad increíble.

Ahora bien, con base en todas estas interacciones, ¿cuáles son los principales riesgos a los que nos enfrentamos cuando navegamos en Internet?

Principales riesgos cuando navegamos

Después de los escándalos de los cuales hemos sido testigos, como lo fue Cambridge Analytica de Facebook, sin duda emerge la gran inquietud de nuestra privacidad. De hecho, hoy en día esta se ha convertido para nuestro bien en una prioridad para los desarrolladores de navegadores, sin embargo, esto puede parecer ser poco si lo comparamos con las capacidades y abundancia de los rastreadores de la industria publicitaria en la web. Recordemos que los datos se han convertido en el oro de esta época, y por ello todos estos rastreadores que viven en los sitios web, están al acecho de nuestros datos, los cuales recogen en gran medida de nuestra actividad a través de los navegadores.

Por otro lado, la gran cantidad de información que se gestiona a través de los navegadores es también un objetivo perseguido por el cibercrimen, ya que, si logra burlar los controles de seguridad que se habilitan en el navegador o en el servidor con el que deseamos interactuar, un cibercriminal podría interceptar datos que estemos intercambiando, como contraseñas o información sensible que estemos consultando o trasmitiendo.

También podemos ser atacados a través de nuestro navegador si logran infectarnos con malware, y de esta forma podrían tomar control de nuestro navegador forzándolo a realizar acciones no deseadas como acceder a sitios web, enviar información sin nuestro consentimiento o acceder a nuestros datos que se alojan en el navegador como contraseñas o incluso billeteras de criptomonedas.

En ese sentido, debemos estar atentos a protegernos de malware en nuestros equipos de cómputo y dispositivos con los que accedamos a navegar, tener precaución con re-direcciones de sitios web legítimos previamente infectados, no hacer clics en anuncios sospechosos o incluso que parecen inofensivos y estar atentos a ataques de ingeniería social que a través de phishing puedan llevarnos a estos sitios infectados. Es también común que en los sitios de navegación pública, como aeropuertos, cafés o plazas, los ciberatacantes instalen antenas de Wi-fi con nombres de redes similares a los de estos sitios con el fin de engañar a los usuarios y de esta forma lograr que se conecten a sus dispositivos, de manera que los atacantes puedan visualizar el tráfico de navegación sin ningún control que lo evite. En fin, existen muchos caminos que un cibercriminal puede seguir para aprovecharse de nuestro navegador y por lo tanto debemos estar muy atentos a ello.

Recomendaciones de protección

  • Realiza actualizaciones a tu sistema, a tu antivirus y mantén las actualizaciones automáticas de tu navegador, de esta manera al menos estarás protegido contra los ataques conocidos.
  • Deshabilita el rastreo de ubicación de tu navegador y las funciones de autocompletar del motor de búsqueda.
  • Deshabilita el autocompletado de contraseñas.
  • Muchos acostumbramos a instalar extensiones o plugins a nuestros navegadores porque nos facilitan la vida. Desinstala los que no uses porque pueden ser una puerta de entrada a tu navegador y mantenlos actualizados.
  • Usa extensiones de seguridad para bloquear la publicidad, las cookies o el rastreo de sitios. Algunas opciones que te pueden ayudar en este sentido son: Disconnect, DoNotTrackMe, Ghostery o uBlock.
  • Elimina regularmente tu historial de navegación y cookies. Puedes configurar tu navegador para que así lo haga cuando lo cierras.
  • No instales Java a menos que los necesites o habilítalo únicamente cuando los vayas a utilizar.
  • Fuerza que se cifren las comunicaciones usando HTTPS. Verifica los certificados del sitio que visitas para confirmar que no es un sitio apócrifo y que todo está en orden.
  • Para validar si un sitio es seguro para navegar puedes apoyarte además de herramientas como la de Google. Puedes realizar una búsqueda para revisar si es peligroso visitar un sitio web en: https://transparencyreport.google.com/safe-browsing/search
  • Puedes incrementar la privacidad cambiando el motor de búsqueda predeterminado, recomendamos DuckDuckGo. Aunque no tiene resultados en las búsquedas tan profundos como los de Google, no permite rastrear las búsquedas de los usuarios.
  • Considera complementar la privacidad  navegando a través de una VPN.
  • Te compartimos una matriz de capacidades y privacidad de diferentes navegadores que brinda https://privacytests.org/ y que te puede servir de guía para definir con qué browser navegar.

Provehito in altum
Por: Juan Pablo Carsi

Controles parentales

Los niños de hoy en día son como en ninguna otra generación: niños digitales. Son niños que han estado cobijados por la tecnología y conectados a la red durante prácticamente todo su proceso de aprendizaje. Si bien es cierto que esto implica grandes ventajas, inherentemente también trae consigo riesgos y peligros de amenazas latentes ante los cuales debemos responder como padres o sociedad, lo que implica comprender que la solución no consiste en prescindir del uso de estas tecnologías, sino en primera instancia, estar conscientes de que existen riesgos.

Aunque los niños saben cómo conectarse a la red en cualquier lugar, es de suma importancia que iniciando su aprendizaje en casa el niño conozca esos riesgos, aun así es fundamental que como padres tomemos acciones para reducir la probabilidad de exposición a los mismos. Actualmente las diferentes plataformas tecnológicas, ya sean dispositivos o aplicaciones de entretenimiento, cuentan con las funciones de “Controles parentales”.

Pero ¿qué es un Control Parental?

En sentido práctico, es una función que ofrece un mecanismo de seguridad con el cual se limita el acceso a determinado contenido en las diferentes plataformas y dispositivos tecnológicos; es decir, es una función que impide acceder a determinados programas de TV, aplicaciones, páginas web y en general controlar y filtrar contenido. Además algunos controles parentales permiten a los padres configurar horarios de uso, conocer qué contenido fue visto y, en los móviles, con quién se realizan llamadas o la ubicación geográfica de sus hijos (geolocalización).

Actualmente, las principales empresas de tecnología que desarrollan dispositivos electrónicos para conectarse a la red están incluyendo este tipo de herramientas, desde los sistemas operativos como Windows, Mac, iOS o Android, e incluso páginas o buscadores como YOUTUBE y Google. Aquí te dejamos una página web en donde podrás encontrar las instrucciones básicas para configurar el “Control Parental” en tus dispositivos electrónicos.

Adicionalmente, también existen aplicaciones especializadas para tal fin que el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España recomienda a través de iS4K (Internet Segura For Kids):

  • SafeKids: Cuenta con versión gratuita y versión Premium es una herramienta de control parental de Kaspersky, permita bloqueo de contenidos, administración de dispositivos y aplicaciones, identificación de comportamiento sospechoso, geolocalización, establecimiento de área segura, incluso, puede controlar el nivel de batería, establecimiento de límites de tiempo, línea de consejos psicológicos infantiles, supervisión de actividad pública en Facebook, informes en tiempo real sobre la actividad que están realizando, así como informes sobre hábitos en línea.
  • Tiempo de uso/Screen Time: para iOS (iPhone/iPad), en español y gratuito. Es una herramienta de control parental integrada en dispositivos Apple disponible a partir de la versión 12 de iOS. Dispone de control de tiempo, filtrado de contenidos, bloqueo de aplicaciones, seguimiento de actividad, alertas y notificaciones, control multidispositivo y geolocalización.
  • Family Link: para Android, en español, gratuito. Es una herramienta de Google que puede ser instalada tanto en Android como en iOS en el dispositivo que ejerce la supervisión, mientras que el dispositivo controlado únicamente acepta Android. Dispone de control de tiempo, filtrado de contenidos, bloqueo de aplicaciones y geolocalización.
  • FamilyTime: para Android e iOS (iPhone/iPad), en español, de pago. Herramienta para dispositivos móviles Android, iOS y Kindle que permite a los padres mantenerse informados sobre la ubicación de sus hijos, así como administrar el tiempo de uso del dispositivo, bloquear aplicaciones que no les parezcan adecuadas, conocer quiénes son sus contactos y con qué números intercambian llamadas, entre otras muchas herramientas. Dispone de control de tiempo, bloqueo de aplicaciones, seguimiento de actividad, alertas y notificaciones y geolocalización.
  • Parental Click: para Android, en español, parcialmente gratuito. Herramienta para dispositivos móviles Android cuyo objetivo es evitar que los menores accedan a contenido inapropiado, compartan datos personales o contenidos que les pueda perjudicar hoy o en el futuro. También proporciona mecanismos para obtener pruebas procesalmente legítimas de hechos ocurridos, obtenidas respetando los derechos fundamentales. Tiene seguimiento de actividad, alertas, notificaciones y geolocalización.
  • Securekids: para Android, en español, gratuito. Herramienta para dispositivos móviles Android, que protege y gestiona la actividad de un menor en Internet, con el fin de mantenerlos exentos de riesgos derivados de su posible uso incorrecto. Tiene control de tiempo, filtrado de contenidos y bloqueo de aplicaciones.
  • Qustodio: para Windows, MAC (Apple), Android, iOS (iPhone/iPad), en español, gratuito. Herramienta que permite proteger y gestionar la actividad de un menor en Internet, tanto en dispositivos móviles como en ordenadores de escritorio, con el fin de mantenerlos exentos de riesgos derivados de su posible uso incorrecto. Dispone de control de tiempo, filtrado de contenidos y bloqueo de aplicaciones.
  • Norton Family: para Windows, Android, iOS (iPhone/iPad), en español, parcialmente gratuito. Herramienta que permite proteger y gestionar la actividad de un menor en Internet, tanto en dispositivos móviles como en ordenadores de escritorio, con el fin de mantenerlos exentos de riesgos derivados de un posible uso incorrecto. Contiene control de tiempo, filtrado de contenidos, bloqueo de aplicaciones.
  • Control familiar: para Windows, en español, gratuito. Herramienta para proteger y gestionar la actividad de un menor en dispositivos con sistema operativo Windows. Dispone de control de tiempo, filtrado de contenidos y bloqueo de aplicaciones.
  • Control Parental “iOS”: para iOS (iPhone/iPad), en español, gratuito. Herramienta para proteger y gestionar la actividad de un menor en dispositivos IOS, cuando se conecte a Internet o en el uso de sus aplicaciones. Tiene filtrado de contenidos y bloqueo de aplicaciones.
  • ESET Parental Control para Android: para Android, en español, gratuito. Herramienta disponible para Android que permite proteger y gestionar la actividad del menor que utiliza móvil, con el fin de mantenerlos exentos de riesgos derivados de su posible uso incorrecto, tanto a nivel de navegación como de aplicaciones disponibles. Dispone de control de tiempo, filtrado de contenidos y bloqueo de aplicaciones.
  • Screen Time: para Android e iOS (iPhone/iPad), en español, gratuito. Herramienta para dispositivos móviles, tanto Android como iOS, que permite establecer control de tiempo de uso y gestionar la actividad de las aplicaciones. Tiene control de tiempo, bloqueo de aplicaciones y seguimiento de actividad.

Finalmente, como lo hemos mencionado en varios artículos, lo fundamental es que como padres, seamos conscientes de los riesgos y amenazas a los que están expuestos nuestros niños y, lejos de prohibir el uso de la tecnología en su proceso de aprendizaje, lo usemos como una herramienta poderosa en ese proceso, tomando las medidas adecuadas para minimizar dichos riesgos. Si desea aprender más sobre este tema de controles parentales le recomendamos leer la “Guía para el uso seguro y responsable de Internet por los menores – Itinerario de Mediación Parental” , una publicación realizada por el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad) y menores de la OSI en España.

¿Qué es una VPN?

Virtual Private Network por sus siglas en inglés, o red privada virtual. Sirve para conectar de manera segura redes o dispositivos físicamente distantes pareciendo una conexión local y en la cual, solo los equipos conectados pueden acceder a los servicios. Es como un túnel exclusivo dentro de Internet en donde solo los equipos con permisos podrán acceder a él, proveyendo seguridad y privacidad, siendo éstas las principales ventajas de las VPN. Esto es muy útil si usted necesita enviar y/o recibir información sensible a través de Internet.

Beneficios VPN

En el mercado existe gran diversidad de ofertas de clientes de VPN, por lo que es muy recomendable que antes de decidir qué opción adquirir, se pregunté cuáles son sus necesidades reales a través de responder las siguientes preguntas:

  • ¿En qué dispositivos y cuántos desea conectar?
  • ¿Es una computadora de escritorio, laptop, o es algún teléfono inteligente?
  • ¿Qué sistema operativo tienen sus dispositivos?
  • ¿Qué es más importante para usted?
    • La velocidad de conexión
    • La privacidad y seguridad
    • Cifrado robusto (mayor seguridad)
    • Desea pasar desapercibido y evitar el monitoreo de su actividad
    • Qué tan importante es el ancho de banda
    • Precio y soporte

A continuación te compartimos un listado de soluciones de VPN lideres en el mercado y que puede usted evaluar:

Si bien todas estas soluciones sirven al mismo objetivo, cada una de ellas ofrece diferencias en relación a su competencia, por lo que es muy importe que usted determine claramente sus necesidades, por lo que como recomendación final, antes de adquirir cualquiera de estas soluciones, verifique si puede evaluarlas durante un periodo de tiempo sin costo, ello le permitirá experimentar y determinar si realmente sus necesidades son cubiertas.

Por Eleazar Cruz

Los niños en internet – Segunda parte

En la primera parte de este artículo compartimos con usted una descripción de las características de cada una de las generaciones a lo largo de la historia, desde los “Baby boomers” hasta la llamada “Generación Z”, con el objetivo de comprender a los niños de la actualidad y su relación con la tecnología, y como esa relación, si bien ofrece muchas ventajas, también contrae grandes riesgos y peligros, como lo son: suplantación de identidad, ciberacoso, sexting, grooming, tecno adicciones y contenidos inapropiados; además de acuerdo con las estadísticas mundiales, se sabe que cada año más de un millón de niños caen en redes con contenido pedófilo, según Unicef, y que en México en en el 2011 el 80% de niños y adolescentes ya contaban con acceso a Internet.

Bajo este contexto, le compartimos recomendaciones que buscan apoyar a los padres de familia, sugeridas por expertos en la materia con el fin de prevenir y reducir los riesgos y peligros existentes a los que pueden estar expuestos nuestros niños al conectarse a Internet:

  1. Determine la edad y qué tipo de dispositivos móviles son los adecuados para sus hijos.
  2. Acompañe a sus hijos siempre cuando estén frente a un dispositivo y fomente un entorno de confianza y comunicación; si en casa existe una computadora ubíquela en un lugar público de la casa, así le será más fácil la supervisión.
  3. Debe establecer reglas claras, enséñele que nunca debe compartir datos personales, enséñele que no debe aceptar invitaciones de amistad de desconocidos, que debe evitar encuentros con alguien que hayan conocido en la red y acceder a páginas con contenidos inapropiados.
  4. Diseñe y administre planes de uso de la tecnología, creando usuarios independientes para cada uno de sus hijos, utilice contraseñas fuertes en cada uno de sus dispositivos, establezca también horarios para uso y navegación (La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños no pasen más de dos horas por día frente a una pantalla), así como el tipo programas que puede utilizar.
  5. Use la tecnología, configure correctamente las opciones de seguridad de las diferentes aplicaciones y dispositivos, además, instale “software” de control parental, de monitoreo pasivo de Internet, éstos guardan un registro de las páginas visitadas, sin violar la intimidad del menor, y generan cierto tipo de controles de visita a algunos sitios web.
  6. Cubra la webcam de su computadora y la cámara del teléfono móvil, así como cualquier elemento de los dispositivos electrónicos con los que se conecta a Internet y que puedan comprometer su privacidad e intimidad.
  7. Cree listas negras y blancas. Las primeras se refieren a sitios no recomendados; las segundas son páginas con contenido sano. Éstas se crean dentro de la configuración del usuario y permiten controlar su navegación.
  8. Manténgase actualizado y aprendiendo constantemente ya que los niños son usuarios nativos de tecnología, nacieron en la época de Internet, ello les facilita su manejo.
  9. Manténgase alerta ante cualquier indicio de cambio de comportamiento, si su hijo cambia de actitud repentinamente, puede estar viviendo un mal momento en el hogar, en el colegio o quizás en Internet.

No es suficiente saber y aceptar que nuestros hijos nacen en la era tecnológica y de Internet, es necesario guiarles e instruirles acerca del cómo deben utilizarla, prohibir utilizar Internet o las redes sociales es imposible y no soluciona nada, por el contrario, ser guías y estar siempre cuidándolos es la mejor opción, acérquese a Internet no le tema, no lo rechace, conózcalo, esto al final será un aliado poderoso para entender la dinámica, el contexto, los riesgos y beneficios de la tecnología y de Internet.
Para proteger a nuestros niños debemos saber a los peligros que están expuestos, no haga de sus hijos “Huérfanos Digitales”, ¡aprenda a cómo prevenir los riesgos!

Otras fuentes de consulta:
https://www.entrepreneur.com/article/268023
https://psicologiaymente.com/clinica/tecnoadiccion
http://www.ciberbullying.com/cyberbullying/tag/mexico/

Por Eleazar Cruz

Mandamientos para familias ciberseguras

A continuación, te compartimos tips los cuales estamos seguros que te serán de utilidad para que en tu familia exista una mejor dinámica y conciencia en el uso de los recursos digitales:

1. Predica con el ejemplo, recuerda la premisa más importante y fundamental de todo padre de familia, no puedes exigir algo que tú tampoco haces.

2. Define tiempos y momentos de conexión, dependen de la edad de tus hijos:

a. Si son pequeños menores a 9 años define límites de tiempo de acuerdo con su edad y los lugares para estar en línea en donde puedas monitorearlo.

b. Si son mayores a 9 años, negociar con ellos es la mejor manera de convencimiento.

Asegúrate que se respeten los momentos de convivencia familiar y el momento en que deben desconectarse para descansar.

Te recomendamos que tomes como referencia la definición que hace la AAP – Asociación Americana de Pediatría sobre la edad de los niños y el tiempo máximo que deben pasar conectados a cualquier medio digital.

3. Mantente actualizado, rápidamente surgen nuevas redes sociales y aplicaciones, debes mantenerte informado sobre lo que está usando tu hijo. Si tu hijo usa una aplicación o red social que tu no usas entonces ábrela, úsala y entiende su funcionamiento.

“Recuerda: eres el papá de un hijo digital en la era digital”.

4. Haz una lista de lo que NO quieres. Es más fácil identificar qué es lo que no queremos que suceda, así te será más fácil definir reglas de uso, interacción, publicación, momentos, etc.

5. Platica, la conversación siempre ha sido un eslabón importante en la relación padre – hijo, y en la era digital no es la excepción, promueve que juntos se informen sobre los riesgos y las consecuencias del mal uso de medios digitales, esto los ayudará a estar igualmente concientizados y a minimizar la ocurrencia de problemas.

6. Haz una lista de tus preocupaciones, aun cuando sientas que no dominas el tema tecnológico, busca apoyo de profesionales, infórmate y convierte la preocupación en conocimiento y protección.

7. Pregunta y exige. El segundo lugar en donde nuestros hijos tienen acceso a los medios digitales es el colegio. Pregunta y exige al colegio cómo protegen, controlan y monitorean el acceso que le dan a los alumnos. Por otro lado, es importante preguntar y exigir cómo el colegio protege los sistemas que contienen los datos sensibles de las familias que integran la comunidad educativa.

Las sirenas y su canto en tu navegación: hagamos un internet seguro

Internet es una herramienta que se ha vuelto indispensable en nuestra comunicación y es casi imposible de no usar, ya que nos brinda servicios muy completos como comunicarnos desde cualquier parte del mundo a cualquier hora, comprar y vender productos en línea, escuchar música, estar enterados de lo que pasa a nuestro alrededor, hacer cursos en línea, etc., pero también tiene sus desventajas y peligros como lo es la adicción a esta herramienta, la cual puede llegar al punto de que el internauta se aísle por completo olvidándose de la convivencia familiar.

La Asociación Mexicana de Internet nos comparte las estadísticas del tiempo que pasan conectados los internautas mexicanos, donde un 64% perciben que se encuentran conectados las 24 hrs y el 40% de su tiempo en alguna red social. El internauta mexicano pasa conectado a internet diariamente en promedio, 8 horas con 12 minutos. ¡Es mucho tiempo!

Por otro lado, la mayoría de nosotros hemos escuchado la historia de las sirenas en el mar, quienes son seres mitológicos que con su mágico canto atraían a marineros hasta hacerlos naufragar. Así como los marineros, tus hijos pueden tener el mismo destino cuando navegan en Internet. Los avances tecnológicos están en constante movimiento y cambio, lamentablemente Internet se ha podido usar también para poder engañar a los que navegan, estos tripulantes son atraídos por información inapropiada como los cantos de una sirena para después poder intimidar, amenazar y violentar el estado ánimo de una persona, y así pierda su seguridad. No descuidemos a los más pequeños, ellos acceden Internet pero aún no tienen la madurez suficiente en su uso, y muchas veces se encuentran sin monitoreo quedando expuestos a peligros en la red.

Como padres debemos asegurarnos de que nuestros hijos sean navegantes conscientes en internet, enseñándoles que no toda la información que se visualiza en ella es real. No olvidemos que existe el ciberacoso, ciberbullying, sexting y grooming, una serie de cantos de sirena que manipulan la atención de cualquiera. Hagamos un internet seguro en familia.

Recomendaciones para un uso de Internet seguro:

  • Monitorea siempre a los pequeños internautas de la casa.
  • Fomenta una buena y sana convivencia familiar, todos pueden ser internautas pero la convivencia es indispensable.
  • Promueve un uso responsable de datos en los dispositivos de la familia.
  • Monitorea el historial del navegador de tu hijo.
  • Estipula una regla donde queda prohibido que los internautas adolescentes visualicen contenido no apropiado para ellos, como contenidos violentos o de índole sexual.
  • Revisa las publicaciones de los internautas en casa, no permitas que la herramienta cause adicción.
  • Así como le brindas protección en la vida real, hazlo en la virtual, usando controles parentales para que naveguen seguros.

Cuida a tus hijos, que no naufraguen en su navegación.

En la vida hay tres constantes: El cambio, la elección y los principios.

Stephen Covey

 

Por Lupita Mejía

“Atrapasueños” en redes sociales

La antigua leyenda de los indios ojibwa sobre los “atrapasueños” cuenta que se utilizaban redes tejidas de hilo para filtrar las pesadillas de los niños, dejando pasar únicamente los sueños buenos.

Todos queremos tener un atrapasueños en el mundo del Internet, de manera que nuestros hijos naveguen tranquilos, seguros y sin pesadillas. En Internet, el fenómeno de redes sociales cada vez se vuelve más recurrente por menores de edad.

Según el 14° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018 de la Asociación de Internet.mx, nuestro país alcanza un 67% de penetración entre la población de personas mayores a 6 años y las redes sociales permanecen como la principal actividad en línea (89%). Las redes sociales preferidas en México son Facebook y Whatsapp.

Los niños y adolescentes se encuentran permanentemente publicando en las redes sociales todo lo que acontece en su vida, olvidándose de qué tan delicado puede ser compartir información privada con otros, sean o no sean sus amigos reales.

Fuente: Amnistía Internacional Venezuela

Como todo buen vendedor, una red social ofrece un sinfín de hermosos sueños de fantasía: efectos en imágenes y videos, juegos y aplicaciones que acompañan al ego, anhelos y aspiraciones de los chicos, quienes jamás verán el apartado “su información permanece secuestrada y a salvo con nosotros” ¿Nuestros hijos saben diferenciar el mundo de fantasía y el mundo real?

Vivir en el mundo de la fantasía de las redes sociales olvidándose de su realidad, puede llevar a nuestros hijos a ser blanco fácil de los acosadores en línea, los cuales se pueden convertir en las peores pesadillas.

Como padres, lo que menos queremos es que alguien les pueda hacer algún daño a nuestros hijos ¿están o estamos preparados con un buen atrapasueños? ¿les has puesto limites acerca del contenido que comparten en sus redes sociales? ¿les adviertes de los peligros que hay en ellas? ¿sabes que tipo de información comparten y con quién la están compartiendo?

Según informes del FBI, los sitios de redes sociales son sitios web que alientan a las personas a publicar perfiles de sí mismos para que puedan reunirse con amigos de ideas afines. Estos sitios son atractivos para los depredadores sexuales de niños ya que les permiten tener acceso fácil e inmediato a la información sobre posibles víctimas. Peor aún, cuando los niños que quieren verse bien se exponen publicando fotos sugestivas y se vuelven un objetivo más atractivo.

La mayoría de las redes sociales también ofrecen salas de chat. La mayoría de los sitios son gratuitos, algunos restringen la membresía por edad, pero eso no es impedimento para que haya adultos haciéndose pasar por niños que convencen al niño a exponerse y / o realizar actos sexuales a través de una cámara web y luego extorsionarlo para que realice otros actos.

Los niños a veces compiten para ver quién tiene el mayor número de contactos y agregarán nuevas personas a sus listas, incluso si no los conocen en la vida real. Esto es un gran riesgo.

No dejemos que nuestros niños y adolescentes se pierdan en ese mundo de fantasía de redes sociales, ya que quedan expuestos al robo de información privada. Enséñales a hacer conscientes de que no pueden estar exhibiendo su privacidad en una red social donde cualquiera puede contactarle.

Recomendaciones para cuidar a tus hijos en redes sociales

Algunas de nuestras recomendaciones son:

  • Utiliza controles parentales como atrapasueños para evitar el ciberbullying, grooming o robo de información privada.
  • Si permites que tu hijo acceda a una red social, revisa que el contenido u objetivo esté alineado con su edad. No todas las redes sociales son aptas para niños, existen redes sociales que tienen estrictamente prohibido al acceso a menores de edad.
  • Monitorea periódicamente las redes sociales de tus hijos y platica con ellos respecto a qué es lo que le llama la atención de cada una de ellas.
  • Supervisa sus publicaciones, los contenidos que cargan a la red y los que consumen.
  • Establece reglas en el uso de sus redes sociales y dispositivos. Entre otros, no permitas que publiquen ubicaciones o fotografías que permitan identificar donde estudian o donde viven.
  • Valida los juegos o aplicaciones gratuitas que utilicen. Muchas de éstas roban información de sus perfiles o incluso pueden permitir el acceso a otros medios en sus dispositivos, por ejemplo, fotografías, contactos, archivos o ubicaciones recientes.
  • Supervisa permanentemente sus contactos. Informales acerca de los riesgos a los que están expuestos cuando comparten información privada con desconocidos.

Cuida tus acciones, siempre habrá alguien observándote

Por Lupita Mejía