Falla de seguridad en Instagram permite compartir historias privadas

El portal BuzzFeed informó que Instagram tiene una falla de seguridad en el mecanismo que maneja las publicaciones de cuentas que se han configurado como privadas.

Las fotos y videos publicados en cuentas privadas en Instagram y Facebook no son tan privados como podrían parecer. Se pueden acceder, descargar y distribuir públicamente a amigos y seguidores través de una solución muy simple.

El informe ilustra cómo una serie de clics en cualquier navegador web puede exponer la URL persistente de publicaciones privadas e historias almacenadas en caché en los servidores de Facebook. Esto significa que cualquier persona puede usar un navegador web, como Google Chrome, para inspeccionar el código fuente en una página web utilizando la herramienta «Inspeccionar elementos». Al pasar a la sección «Img» del encabezado, se puede encontrar la URL de cualquier imagen de Instagram en la que se haya hecho clic, ya sea una historia o una foto publicada en el feed de un usuario. Esa URL se puede compartir y cualquier persona puede ver la foto, incluidas las personas que no siguen la cuenta privada en cuestión.

BuzzFeed señala que las fotos y los videos explícitamente designados como privados sean tan fácilmente accesibles y públicamente compartibles es particularmente atroz debido a los continuos errores de privacidad de Facebook. Recordemos la promesa de privacidad del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, de principios de este año, cuando presentó una «visión centrada en la privacidad para las redes sociales» después de un 2018 plagado de escándalos y percances de datos.

«Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, y si no podemos, no merecemos servirle«, escribió Zuckerberg en 2018 .

Instagram ha señalado que en respuesta a los comentarios, se ha realizado una actualización para que, si las personas cambian su perfil de público a privado, los enlaces web que no se comparten en otros servicios solo sean visibles para sus seguidores en la plataforma.

«Hackean» su Instagram y perdió su negocio

Imagina que eres una celebridad en las redes sociales, o al menos que tu trabajo depende en gran medida de la información que compartes en ellas, y de pronto alguien toma control de tu perfil y pierdes todo. Lamentable pero es una situación cada vez más recurrente.

Recientemente la BBC compartió la historia de Bree Kotomah, de 23 años, quien casi se dio por vencida en una floreciente carrera en diseño de moda cuando ciberdelincuentes comprometieron la cuenta de Instagram de su pequeña empresa en noviembre de 2018.

Bree Kotomah, cuyo negocio Boresa Kotomah tiene su sede en Londres, no había estudiado moda. Aprendió a coser y comenzó a diseñar ropa en 2018. Debido al interés en Twitter en sus estilos de moda, abrió una cuenta de Instagram y ganó 5.000 seguidores en siete meses, después de que una foto de un vestido se volvió viral. Los clientes interesados ​​le enviaban mensajes directos en Instagram preguntando sobre los precios, y le encargarían que hiciera los vestidos. Kotomah facturaría a sus clientes utilizando PayPal y la aplicación móvil Invoice2go, y su reputación creció de boca en boca y a través de las acciones de sus conjuntos en Instagram y Twitter. Pero luego todo se detuvo.

«Me desperté una mañana y mi cuenta fue eliminada. Recibí un correo electrónico de Instagram que decía que había violado algunos términos y que había hecho ciertas cosas que sé que no hice«, dijo.

«Mi negocio en ese momento era mi sustento. Eso era lo que estaba haciendo a tiempo completo. Soy autónoma. Entonces, si no estoy ganando dinero trabajando, no estoy ganando dinero, así que solo estaba pensando como ‘¿Qué voy a hacer?’ «

Kotomah estaba tan desanimada que dejó de diseñar durante dos meses y consideró otros trabajos. Pero luego decidió intentarlo una vez más. Comenzó una nueva cuenta de Instagram, aprendió más sobre cómo administrar un negocio y creó un sitio web que muestra su trabajo que ofrecía ropa lista para usar disponible para su compra inmediata.

Los diseños de la Sra. Kotomah han sido usados ​​por actores, cantantes, personas influyentes en las redes sociales y artistas de la música. En enero, creó un segundo perfil de Instagram, y ocho meses después, ganó el premio Joven Freelancer del Año en Reino Unido.

La experiencia de Bree Kotomah no es aislada: es parte de una tendencia creciente que afecta a las personas que dependen en gran medida de las redes sociales como Instagram para promocionar sus negocios.

Instagram en contra de comentarios ofensivos lanza nuevas funciones

Instagram anunció sus nuevas funciones para frenar el ciberacoso, así como los comentarios ofensivos en su plataforma. Su solución se presenta en forma de comentarios marcados con inteligencia artificial y la capacidad de los usuarios de restringir las cuentas para que no puedan comentar sus publicaciones; los usuarios serán advertidos al publicar comentarios humillantes.

La nueva función llamada «restrict» («restringir»), que aun está en evaluación, permitirá que las publicaciones de una persona infractora sean visibles solo para ella.

«Es nuestra responsabilidad crear un entorno seguro en Instagram», dijo en un comunicado Adam Mosseri, jefe de esta red social propiedad de Facebook. «Esta ha sido una prioridad importante para nosotros durante un tiempo, y seguimos invirtiendo para comprender mejor y abordar este problema», señaló. «Las personas restringidas no podrán ver cuándo estás activo en Instagram o cuándo has leído sus mensajes».

«Desde las primeras pruebas de esta función, hemos encontrado que alienta a algunas personas a deshacer su comentario y a compartir algo menos perjudicial una vez que tienen oportunidad de reflexionar», indicó el directivo.

Esta iniciativa de Instagram quiere conseguir frenar el ciberacoso en las redes sociales para hacer frente a los comentarios negativos y a conductas abusivas que pueden ser especialmente dañinas para usuarios jóvenes.

Instagram: la historia de la joven que les preguntó a sus seguidores si debía morir y acabó suicidándose

Con información de BBC news

Una joven de 16 años se suicidó en Malasia luego de realizar una encuesta en Instagram preguntándoles a sus seguidores si debía vivir o morir.
«Muy importante. Ayúdenme a escoger M/V». Según las autoridades, las letras M y V representaban Morir o Vivir, respectivamente.

Según la policía de Sarawak, al este de Malasia, en un momento dado más de dos tercios de los encuestados -el 69%- estaba a favor de la muerte de la joven.
La adolescente -cuyo nombre no se ha difundido- se habría suicidado el lunes, horas después de haber publicado la encuesta en la red social.

Preocupación por jóvenes

En Malasia, diversos líderes políticos están exigiendo una investigación.

El ministro de la juventud y deportes, Syed Saddiq, dijo estar «realmente preocupado por el estado de salud mental de nuestros jóvenes».
«Es un problema nacional que debe tomarse en serio», agregó.

Según la ley en Malasia, cualquier persona declarada culpable de alentar o asistir al suicidio de un menor de edad puede ser condenada a muerte o a hasta 20 años de cárcel.
Pero la preocupación, que tampoco es nueva, se ha extendido mucho más allá de las fronteras malayas.

Responsables de Instagram acudieron ayer al Parlamento británico, donde se refirieron al caso.
Vishal Shah, jefe de productos de Intagram, indicó que la noticia es «ciertamente es muy impactante y triste».
Frente a miembros del Parlamento, el representante de la red social también aseguró que están estudiando si necesitan hacer cambios en sus normas para evitar este tipo de sucesos.
«Hay casos donde nuestra responsabilidad de mantener a la comunidad segura y apoyada se pone a prueba, y estamos constantemente observando nuestras políticas. Estamos analizando en profundidad si los productos, en general, cumplen las expectativas con las que los creamos», dijo.

¿Qué hacer si ves a alguien publicando acerca de quitarse la vida?

Las organizaciones de prevención del suicidio recomiendan que, si sabe de alguien que está en peligro de quitarse la vida, se debe llamar a los servicios de emergencia para pedir ayuda.
Si la persona no está en peligro inmediato, se puede informar sobre la publicación, ponerse en contacto con la persona que subió el contenido si lo conoce o ponerlo en contacto con líneas de ayuda.

Puedes encontrar enlaces de ayuda para la prevención del suicidio en España, América Latina y EE.UU. haciendo clic aquí.

«Muchas plataformas de medios sociales llegarán a los usuarios si publican cosas que sugieren que podrían estar en peligro», dice Lucy Biddle, profesora de sociología médica en la Universidad de Bristol que ha investigado el uso de Internet relacionado con el suicidio.
La académica recomienda informar sobre las publicaciones que presentan riesgo de suicidio para que la plataforma pueda comunicarse con el usuario e informarle a dónde puede acudir en busca de ayuda.
Instagram, por su parte, afirma: «Tenemos una gran responsabilidad de asegurarnos de que las personas que usan Instagram se sientan seguras y con respaldo. Como parte de nuestros propios esfuerzos, instamos a todos a usar nuestras herramientas y contactar a los servicios de emergencia si ven algún comportamiento que ponga la seguridad de las personas en riesgo».
En la aplicación, puede tocar el ícono de tres puntos y luego seleccionar «informe», seguido de «es inapropiado» y «autolesión».

Por su parte, Karina Newton, jefa de políticas públicas de Instagram, afirmó en Westminster que la encuesta realizada por la joven en Malasia habría violado los lineamientos de la compañía.
En febrero, Instagram ya anunció que lanzaría «pantallas de sensibilidad» para bloquear imágenes de autolesiones.

La medida se produjo tras la muerte de Molly Russell, una adolescente británica cuyo padre aseguró que Instagram era en parte responsable por su muerte.
Esto, porque su familia indagó en las cuentas de las redes sociales que la joven seguía, y encontró contenido sobre la depresión y las autolesiones.
Sin embargo, al ser consultados por la posibilidad de que la gigante tecnológica analice qué usuarios podrían estar en riesgo de autolesión -y, así, comunicarse con ellos-, Newton afirmó que podrían existir problemas de privacidad que considerar.
Ambos ejecutivos se negaron a especular sobre qué pasos tomará Instagram al respecto.
«Espero que comprendan que es demasiado pronto. Nuestro equipo está investigando cuáles fueron las violaciones de contenido», dijo Newton.

Fuente: BBC News