El regalo inesperado

Con las nuevas tecnologías, no podemos evitar que los niños estén en contacto con los medios digitales; por lo tanto, debemos tomar precauciones.

En las pasadas fiestas decembrinas, hubo muchísimos regalos y peticiones para Santa; tal vez, los pequeños habían encargado algún dispositivo como: teléfonos inteligentes, consolas, tabletas, etc. Y en algunos casos, muchos pequeños fueron premiados con alguno de ellos.

Hoy, llegan al colegio estrenando y compartiendo que han aprendido cómo utilizarlos al máximo. Es impresionante ver que, a tan corta edad, puedan manipular un dispositivo e incluso, sin haber leído un instructivo previo, haciéndolo todo por intuición. Es ahí donde, como padres debemos estar al tanto de sus actividades, de los accesos que les estamos otorgando o, peor aún: debemos ser conscientes de que les dejamos totalmente abierta la puerta a un mundo digital que está lleno de riesgos y amenazas. Por tal motivo, no debemos bajar la guardia y debemos actualizarnos constantemente, debemos convertirnos en monitores con el fin de proteger la seguridad de nuestros pequeños. Tenemos que concientizarlos acerca del uso adecuado de sus dispositivos y hablarles abiertamente de las consecuencias que existen al manipularlos indebidamente o al jugar con contenido inapropiado.

Cuando nuestros pequeños comienzan a experimentar con aplicaciones populares como las que les permiten crear sus propios videos llenos de contenido inimaginable -hacer caras chistosas, bailar, contar un chiste, imitar a alguien, posar, etc.- y lo hacen sin establecer controles de privacidad adecuados, por lo que corren el riesgo de ser contactados y acosados por personas sin escrúpulos e incluso, con intenciones perversas.

Recuerda que el ciberacoso es una forma de acoso y agresión que se produce entre pares teniendo como medio el Internet, el celular u otra tecnología, con la intención de propagar mensajes o imágenes crueles que son visualizadas por varias personas. La reproducción rápida de mensajes y su permanencia en la web resultan una pesadilla para la víctima.

Lo anterior está demostrado por las estadísticas que indican que el 44.7% de alumnos en México ha sufrido algún acto de ciberacoso como violencia verbal, psicológica y física según la OCDE.

Hay un gran peligro que corren nuestros pequeños al grabarse y compartir el contenido con amigos o al subirlo a sus redes sociales; están permitiendo que su intimidad quede expuesta en la red sin saber que pueden ser víctimas de acoso, burlas o amenazas. Por supuesto, sabemos que el mundo digital no es del todo malo, pero ellos tienen que estar preparados e informados para saber cómo actuar y cómo comunicar cualquier tipo de circunstancia en donde se sientan amenazados, intimidados e inseguros. Fomentemos en casa un sano ambiente de comunicación y de confianza con nuestros chicos, así nunca tendrán la necesidad de ocultarnos nada.
Les dejo algunos consejos para que nuestros niños no corran el riesgo de ser acosados por ciberdelincuentes:

  • Si les obsequias algún dispositivo asegúrate de protegerlo con los controles parentales.
  • Platica abiertamente de las consecuencias que existen si comparten contenido de índole sexual.
  • Recuérdales que su intimidad es privada y que no tiene que exhibirse con nadie, ni con sus amigos.
  • Nadie los puede obligar a hacer retos para poder formar parte del grupo de amigos.
  • Nunca deben acceder a las aplicaciones que no son apropiadas para su edad.
  • Si deciden crear su red social cuando son menores de edad, forzosamente tiene que estar bajo supervisión de algún adulto
  • Por ningún motivo deben aceptar solicitud de amistad de ningún extraño
  • Adviérteles que una vez que comparta contenido inapropiado no lo podrán recuperar.
  • Revisa las políticas de privacidad de las aplicaciones que quieran usar.
  • Revisa periódicamente sus actividades en el dispositivo.
  • Platica constantemente sobre cuáles son las aplicaciones que le llaman la atención y por qué.

Permítete ser un principiante, nadie empieza siendo perfecto.
Por Lupita Mejía

Recomendaciones para instituciones educativas (Segunda parte)

Parte 2

En la entrega anterior describimos algunos riesgos de instituciones educativas cuando deciden introducir plataformas digitales como habilitadores de métodos educativos. Ahora nos centraremos en mayor medida en recomendaciones.

Escuelas Ciberseguras recomienda:

Para la plataforma tecnológica (de un tercero o hecha en casa), ya sea que estén por seleccionarla o ya se encuentre en producción, es necesario:

  • Revisar que el fabricante o proveedor demuestre los controles de seguridad para prevenir un incidente de seguridad (violaciones de privacidad, robo de información, etc.)
  • Solicitar un reporte de análisis de riesgos de la plataforma tecnológica.
  • Validar que cuente con protocolos de actuación y de comunicación en caso de ocurrir un incidente de seguridad.
  • Validar las implicaciones legales, administrativas y de reputación a las que estaría sujeta la institución.

Para los dispositivos móviles, es necesario normar:

  • La edad a partir de la cual está permitido el uso de dispositivos móviles, además de los horarios y tipo de uso dentro de las instalaciones de la institución educativa.
  • El acceso y uso a través de dispositivos móviles de la red e internet que la institución educativa proporciona.
  • Las aplicaciones autorizadas en los dispositivos móviles que se utilizan como un instrumento adicional del proceso educativo.
  • El uso de antivirus en todos los dispositivos que se conecten con la red escolar.
  • El monitoreo de las actividades que ocurren en la red y el filtro de contenidos inapropiados.

Educar en Conciencia y Civismo Digital:

  • Establecer sesiones de civismo digital acordes a la edad de la comunidad educativa y su nivel de interacción con las plataformas digitales.
  • Implementar un programa de concienciación periódico dirigido a padres de familia con el fin de mantenerlos actualizados y de apoyarlos en la toma de decisiones sobre los riesgos y cuidados de su núcleo familiar en el uso e interacción con plataformas tecnológicas.
  • Adoptar políticas y normativas de uso y respeto entre la comunidad a través de plataformas tecnológicas mediante responsivas y cartas compromiso aceptadas y firmadas por todos los miembros de la comunidad educativa.

“Recuerda, el segundo hogar de nuestros niños y jóvenes es la escuela. Edúcalos, hazlos conscientes, guíalos y protégelos en su adopción e interacción con las plataformas tecnológicas.”

Por Ana Cecilia Pérez

Yo, Ciberagente

En Capa8 somos conscientes de los retos y amenazas actuales a los que toda persona y organización está expuesta. Ante ello, nuestra misión es la de generar conciencia y difundir recomendaciones y estrategias necesarias para ayudar a que toda entidad e individuo tengan la capacidad de proteger a su persona, familia y organización de las principales amenazas de ciberseguridad; comprometidos con nuestra misión, te presentamos una serie de artículos enfocados a lo que creemos que es la «capa» más importante en la cadena de seguridad de la información: las personas.

Durante los nueve capítulos de esta serie, vamos a compartir contigo un viaje por el fascinante mundo de la ciberseguridad. Iniciaremos nuestro viaje con una vista al maravilloso mundo de los avances tecnológicos que hoy disfrutamos; te compartiremos información sobre los hackers: quiénes son y cuáles son sus motivaciones; quiénes han sido los más famosos y cómo sus actividades han influenciado nuestra vida. Después, continuaremos con seis capítulos en los que compartiremos cuáles son los principales riesgos y amenazas, así como las diferentes técnicas y herramientas que los hackers han desarrollado para el logro de sus objetivos: qué son, cómo funcionan y cuáles son las más famosas y cómo podemos prevenirla desde nuestra trinchera. En nuestro capítulo final, examinamos toda la serie enfatizando recomendaciones para cuidar nuestro entorno desde el hogar, desde la escuela, desde el trabajo, en la comunidad y principalmente cuidar nuestra persona y nuestras familias.

Introducción

Parte 1: La tecnología en mi vida online
Somos la especie terrestre que ha desarrollado, como ninguna otra, la habilidad para modificar nuestro entorno, desde los primeros hombres hasta nuestros tiempos hemos creado las herramientas que facilitan nuestras tareas, desde dominar el fuego y crear la rueda hasta máquinas interestelares que hoy día surcan el infinito espacio; imagino a Verne, Asimov, Wells, Orwells, Wiliams Gibson y su “Neuromante” y tantos otros asintiendo su cabeza en señal de estar diciendo “Lo sabía”.

Esta habilidad es parte de nuestra naturaleza, está en nuestro ADN independientemente de la raza, género, credo, estatus, etc. Y es justo esta habilidad que hoy nos tiene creando, experimentando y disfrutando nuevos inventos día a día que nos facilitan la vida. ¡Tenemos Internet!. Tenemos un sinnúmero de dispositivos inteligentes: desde teléfonos, televisores, refrigeradores hasta asistentes virtuales que nos ayudan en la vida diaria. Tenemos también un sinfín de aplicaciones, redes sociales, videojuegos, autos conectados, etc. ¿ Te has imaginado un día sin ellos? Incluso, tenemos herramientas de uso médico, industrial, nuclear, aeronáutico, como las que hasta hace poco solo veíamos en películas como Minority Report, Total Recall y, un poco más atrás, en A Space Odyssey. En síntesis, somos la especie a quien nada detiene, ambiciosa, incansable, visionaria y, para bien y para mal, la más influyente.

Así pues, la tecnología está en cada rincón de nuestra vida, respira y palpita a ritmo cardiaco, desde que nos levantamos, mientras nos alimentamos, cuando nos transportamos, mientras trabajamos y hasta cuando dormimos; la tecnología ha estado, está y seguirá estando en toda nuestra vida, incluso más allá de ésta. Es una realidad. En nuestro afán de absorber la tecnología, involucramos todos los sentidos para aprender a dominarlas y aprovechar al máximo su beneficio. Sin embargo, paradójicamente, al hacerlo dejamos algo de lado que también es característico de nuestra especie: ¡La conciencia!

Y, ¿qué es la conciencia? En esencia, sin pretender ser un experto en etimología, según la RAE (Real Academia Española), la Conciencia es la “capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella”. Teniendo en mente esta definición como premisa, creemos que desafortunadamente, al vivir en un entorno muy tecnificado, en donde una de las virtudes es “vivir conectado, la gran mayoría de las personas no somos conscientes de lo que esto implica, pues al disfrutar de los beneficios de vivir on line desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, es muy frecuente que no conozcamos los riesgos y amenazas que se encuentran latentes en el ciberespacio. Sin embargo, la realidad es muy dura: existe una alta probabilidad de que seamos víctima de ello. Cifras recientes emitidas por organizaciones globales expertas en la materia mencionan que “más del 99% de los ciberataques dirigidos dependen de la interacción humana para tener éxito”; y en el ámbito industrial no es diferente, pues los errores humanos causan el 52% de los incidentes de ciberseguridad en este tipo de redes (Redes industriales). Aunado a esto, ante la irrupción en escena del Internet de las cosas (IoT), la perspectiva sobre el incremento de ciberataques no es nada alentadora.

Como lo dije con anterioridad, somos la especie, para bien o para mal, más influyente del entorno, y como en todo, aquí también está la dualidad: es decir, por un lado, hay muchas personas en todo el mundo desarrollando tecnología que nos facilita la vida (desde el entretenimiento, avances científicos, médicos, industriales, hasta avances para el hogar y tantos otros) y en el otro extremo, también hay personas en todo el mundo que busca obtener ganancias a costa de debilidades y vulnerabilidades tanto de las personas como de las nuevas tecnologías. Los hackers o como actualmente se les llaman “cibercriminales” son una realidad. Ellos han desarrollado herramientas igual de poderosas que pueden poner en riesgo al planeta por ejemplo, vulnerando infraestructura nuclear. Ya pasó en años anteriores y también pasó que un ciber criminal fue capaz de sustraer información confidencial de organismos e institutos tanto públicos y privados para buscar obtener alguna ganancia de ello, en especial monetaria. Tal vez estás pensando “yo soy una persona común y es difícil que sea el objetivo de un cibercriminal, pues mi información no tiene mucho valor”, desafortunadamente mi estimado lector, eso es una falacia.
En nuestro próximo capítulo hablaremos de los hackers, piratas informáticos, ciberdelincuentes o cibercriminales entre otros sinónimos con los que hoy se conocen a las personas cuya actividad en la red es explotar las vulnerabilidades de todo tipo de entidades con el fin de obtener un beneficio, y que no necesariamente es monetario.

Eleazar Cruz
Consultor en Ciberseguridad Estratégica

Fuentes:

Los niños en internet – Segunda parte

En la primera parte de este artículo compartimos con usted una descripción de las características de cada una de las generaciones a lo largo de la historia, desde los “Baby boomers” hasta la llamada “Generación Z”, con el objetivo de comprender a los niños de la actualidad y su relación con la tecnología, y como esa relación, si bien ofrece muchas ventajas, también contrae grandes riesgos y peligros, como lo son: suplantación de identidad, ciberacoso, sexting, grooming, tecno adicciones y contenidos inapropiados; además de acuerdo con las estadísticas mundiales, se sabe que cada año más de un millón de niños caen en redes con contenido pedófilo, según Unicef, y que en México en en el 2011 el 80% de niños y adolescentes ya contaban con acceso a Internet.

Bajo este contexto, le compartimos recomendaciones que buscan apoyar a los padres de familia, sugeridas por expertos en la materia con el fin de prevenir y reducir los riesgos y peligros existentes a los que pueden estar expuestos nuestros niños al conectarse a Internet:

  1. Determine la edad y qué tipo de dispositivos móviles son los adecuados para sus hijos.
  2. Acompañe a sus hijos siempre cuando estén frente a un dispositivo y fomente un entorno de confianza y comunicación; si en casa existe una computadora ubíquela en un lugar público de la casa, así le será más fácil la supervisión.
  3. Debe establecer reglas claras, enséñele que nunca debe compartir datos personales, enséñele que no debe aceptar invitaciones de amistad de desconocidos, que debe evitar encuentros con alguien que hayan conocido en la red y acceder a páginas con contenidos inapropiados.
  4. Diseñe y administre planes de uso de la tecnología, creando usuarios independientes para cada uno de sus hijos, utilice contraseñas fuertes en cada uno de sus dispositivos, establezca también horarios para uso y navegación (La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños no pasen más de dos horas por día frente a una pantalla), así como el tipo programas que puede utilizar.
  5. Use la tecnología, configure correctamente las opciones de seguridad de las diferentes aplicaciones y dispositivos, además, instale “software” de control parental, de monitoreo pasivo de Internet, éstos guardan un registro de las páginas visitadas, sin violar la intimidad del menor, y generan cierto tipo de controles de visita a algunos sitios web.
  6. Cubra la webcam de su computadora y la cámara del teléfono móvil, así como cualquier elemento de los dispositivos electrónicos con los que se conecta a Internet y que puedan comprometer su privacidad e intimidad.
  7. Cree listas negras y blancas. Las primeras se refieren a sitios no recomendados; las segundas son páginas con contenido sano. Éstas se crean dentro de la configuración del usuario y permiten controlar su navegación.
  8. Manténgase actualizado y aprendiendo constantemente ya que los niños son usuarios nativos de tecnología, nacieron en la época de Internet, ello les facilita su manejo.
  9. Manténgase alerta ante cualquier indicio de cambio de comportamiento, si su hijo cambia de actitud repentinamente, puede estar viviendo un mal momento en el hogar, en el colegio o quizás en Internet.

No es suficiente saber y aceptar que nuestros hijos nacen en la era tecnológica y de Internet, es necesario guiarles e instruirles acerca del cómo deben utilizarla, prohibir utilizar Internet o las redes sociales es imposible y no soluciona nada, por el contrario, ser guías y estar siempre cuidándolos es la mejor opción, acérquese a Internet no le tema, no lo rechace, conózcalo, esto al final será un aliado poderoso para entender la dinámica, el contexto, los riesgos y beneficios de la tecnología y de Internet.
Para proteger a nuestros niños debemos saber a los peligros que están expuestos, no haga de sus hijos “Huérfanos Digitales”, ¡aprenda a cómo prevenir los riesgos!

Otras fuentes de consulta:
https://www.entrepreneur.com/article/268023
https://psicologiaymente.com/clinica/tecnoadiccion
http://www.ciberbullying.com/cyberbullying/tag/mexico/

Por Eleazar Cruz