SIPINNA alerta por ciberbullying, grooming y sexting en menores de edad

El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) alertó a los padres de familia con el fin de evitar que sus hijos puedan caer en prácticas como el ciberbullying, grooming y sexting, no sólo desde los monitores de su hogar sino también en dispositivos digitales de amistades o adultos.

El SIPINNA, el cual es un organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación, recalcó que la alfabetización digital es urgente tanto para personas adultas como para niñas y niños, con la finalidad de convertirse en usuarios críticos de los medios digitales.

Eso les expone a situaciones de sexo o pornografía directa y violencia de distintos tipos (ciberacoso, doxing, grooming, sexting, retos y pruebas de amor como manifestación de violencia en noviazgos, entre otros)”, señaló el organismo en redes sociales.

De acuerdo con el Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) en su Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016, los dispositivos que niñas y niños usan para navegar y ver contenidos son: teléfono celular con 61 por ciento, PC o laptop 29 por ciento, tableta 26 por ciento, y TV interactiva 19 por ciento.

Indicó que el cyberbullying es una situación de hostigamiento, abuso y vejación sostenido y repetido a lo largo del tiempo de una persona por parte de un grupo de individuos a través de las redes, chats, foros, correo electrónico, páginas web, blogs o videojuegos.

El doxing, explicó, es la práctica de investigación y publicación de información de una persona, la cual expone datos, opiniones e información privada. “Puede ser un medio para la venganza, pornovenganza, violación de la vida privada, en medios y redes digitales”.

El sistema describió que el grooming es una práctica de acoso que un adulto desarrolla para ganarse la confianza de una niña, niño o adolescente en redes sociales para obtener concesiones sexuales voluntarias o forzadas, por labor de convencimiento o extorsión.

Finalmente, subrayó que el sexting es el envío de mensajes o imágenes sexuales por medio de los teléfonos móviles. Una frase clásica es “manda tu pack a mi kik” (manda tus imágenes sexuales a mi cuenta personal en la mensajería Kik)”.

El blog de SIPINNA también recordó a los padres de familia que existen los retos por Internet que consisten en seguir al pie de la letra las instrucciones de lo que se pide y dejar constancia de su cumplimiento en las redes sociales, como los de “La ballena azul” y “Momo”.

Alertó que, además de vulnerar la seguridad de niñas, niños y adolescentes, todas estas prácticas pueden derivar en depresión, ansiedad, fobia escolar, trastornos de aprendizaje o hasta el suicidio.

Doxing: el cerrajero virtual. ¡También existe!

¿Cuántas veces se nos ha presentado el imprevisto de olvidar, perder o ser víctima de robo de las llaves de nuestra casa?, y ¿a quién llamamos? ¡Al cerrajero!, este técnico especialista en cerraduras quien tiene la facilidad de utilizar una llave maestra para abrir cualquier candado o cerrojo. Casi todos ellos atendiéndonos con el fin de brindarnos un excelente servicio y solucionar el problema, sin embargo como en cualquier otro ámbito podemos encontrarnos con personas con malas intenciones: abriendo cerrojos con el fin de querer hurgar nuestras pertenencias o las de alguien más.

Lo mismo suele pasar en el mundo digital, muchas veces ponemos varios candados a nuestras pertenencias digitales, como a nuestra identidad, número de cuentas bancarias, fechas importantes, créditos hipotecarios, administración de tarjetas bancarias, manejo de contraseñas o publicaciones de redes sociales, ya que en ellas está en juego, entre otros aspectos, nuestra privacidad, por lo tanto no debemos permitir que nadie abra nuestros candados.

¿Qué es Doxing?

Es la práctica de investigación de una persona para obtener sus datos e información privada con el fin de robarla o exponerla sin su consentimiento. Por lo general, estas prácticas son llevadas a cabo por ciberdelincuentes que buscan extorsionar, exponer y perjudicar a las personas -tanto adolescentes como adultos-. Tal es su capacidad de poder abrir los candados -como un “cerrajero virtual”- que llegan a tener acceso a información privada.

Como muestra basta un botón: el caso de los cadetes de toma de protesta del actual presidente de México, donde desafortunadamente un “cerrajero virtual” pudo hurgar información privada lo que permitió exhibirla sin consentimiento.

Amnistía Internacional menciona que en una encuesta reciente, de las mujeres entrevistadas que habían sufrido abusos o acoso online, el 17% indicaron que se habían revelado sus datos personales en Internet de este modo.

Es por ello que debemos ser sumamente cuidadosos y responsables en proteger nuestra información sensible, así como la que publicamos en nuestras redes sociales para evitar que lleguemos a ser víctimas de ciberacoso, amenazas, “hacking”, exhibición de información privada, robo de identidad, fraudes o ciberestafas. Tengamos la precaución de mantener a salvo nuestra información siendo conscientes de que en esta era digital también podemos sufrir ciberataques y nadie esta exento. Necesitamos estar informados, protegidos y atentos en todo momento, recuerda que tu integridad y la de tu familia es importante.

Si bien es muy complicado borrar tu “huella digital” en internet, te dejamos algunas de nuestras recomendaciones para que prevengas el doxing:

  • Identifica qué datos personales aparecen sobre tu persona en Internet, para ello puedes hacer un listado de las redes sociales y servicios web que utilizas donde has compartido información. Revísalos y solo comparte lo mínimo indispensable para obtener el servicio.
  • Identifica nueva información que se detecte en internet sobre tu persona, para ello puedes configurar alertas en Google para que te notifiquen.
  • Evita publicar demasiada información de tu día a día, mucho menos la de tus hijos, tanto en redes sociales como en sitios web.
  • Promueve en tus hijos el uso responsable de sus redes sociales. Es imprescindible que no publiquen información privada. Alguien puede estar atento y suplantar su identidad.
  • No compartir datos sobre fechas de cumpleaños o direcciones, mucho menos información sensible como la relacionada a datos personales. Cuando publiques trata de no especificar exactamente los lugares donde te encuentres o que frecuentas como: restaurantes, colegios, tu centro de trabajo o les estarás dando las llaves a los cerrajeros virtuales que practican el doxing.

Refuerza tus candados digitales, recuerda que nada sucede por casualidad, todo tiene un motivo.

Por Lupita Mejía